17 julio, 2017

dvernetta.com

¿Qué tipo y talla de sujetador debo usar?

Muchas pacientes nos preguntan qué talla les quedará tras un aumento de pecho.

Ésta es una pregunta muy razonable puesto que la mayoría de mujeres usa esa talla como una referencia fiable acerca del tamaño de su pecho. Pero en realidad no es una referencia tan fiable. Para empezar, según algunos estudios, un 70% de las mujeres no usa una talla de sujetador adecuada a su cuerpo.

 

Uno de estos estudios, publicado en 2013, llegaba a unas conclusiones sorprendentes:

 

– 7 de cada 10 mujeres no usan la talla y la copa de sujetador adecuada.
– 9 de cada 10 desconocen cuál es su talla y su copa
– La mitad de las consultas por dolores mamarios se evitarían usando la pieza adecuada.

 

Realmente este es un hecho que constatamos continuamente en nuestra consulta.

La mayoría de las pacientes que acuden para un aumento o una reducción mamaria desconocen cuál es su talla de pecho exacta y, en cambio, este es el valor que usan para valorar el resultado esperado de la cirugía.

Para que una mujer pueda saber su talla ideal, puede usar una calculadora como la de www.sayfit.es, dejarse asesorar por un profesional o probar y probar tipos de sujetador hasta encontrar el adecuado.

La talla del sujetador se compone de, al menos, dos componentes: el perímetro torácico y el volumen del pecho; por este motivo, la talla no es un parámetro adecuado para comparar el tamaño del pecho entre dos mujeres distintas. Para poner un ejemplo, una mujer podría tener una talla 95 de pecho porque tuviese un tórax muy voluminoso y un pecho pequeño mientras que otra mujer podría tener la misma talla 95 porque tuviese un tórax estrecho y un pecho muy grande.

 

Teniendo todo esto en cuenta, vamos a tratar de responder dos de las preguntas más frecuentes en nuestra consulta al plantearnos una mamoplastia de aumento.

 

  1. “¿Qué talla me quedará después de un aumento de pecho?”

 

Cuando la mujer está valorando someterse a un aumento de pecho, es habitual que tome de referencia una talla de sujetador y nos pida algo como: “yo quiero una talla 95 como mi amiga”. Como hemos visto, esta petición tomando como referencia la talla de otra persona, puede resultar muy engañosa. En cambio, sí resulta adecuado cuando una paciente nos dice: “tengo una talla 85B y quisiera aumentar a una talla 95C”.

 

Porque en una misma mujer, la talla de sujetador sí que resulta un parámetro más útil para prever el tamaño del pecho tras un aumento mamario, puesto que el tamaño de su tórax no cambiará después de la cirugía. En este caso, el cambio de talla se deberá únicamente a la colocación de las prótesis pero es importante entender que lo que va a variar fundamentalmente va a ser “la copa” y no tanto “el contorno”. De esta forma, una paciente delgada y con poco pecho puede tener una talla 85 copa A y, tras un aumento de pecho generoso con un implante de 320g pasará a una talla 90 o 95C. Esa misma mujer, con una prótesis grande de unos 410g tendría una 95D y para llegar a una talla 100 posiblemente necesitará un implante de más de 500g.

 

  1. “¿Qué tipo de sujetador debo llevar para sacar más partido a mi pecho?”

 

Respecto al tipo de sujetador, es necesario analizar más a fondo la forma del pecho de cada mujer para asesorarla acerca del tipo de sostén más favorecedor.

 

A grandes rasgos, los pechos muy firmes o que porten implantes quedarán mejor con sujetadores que tengan una estructura ligera, sin push-up ni estructuras rígidas para que el pecho “mande” sobre el sostén y predomine su forma.

dvernetta.com
Sujetador sin estructura para un pecho operado

Los pechos más flácidos o blandos se benefician del uso de sujetadores más rígidos, con más forma y con estructuras de relleno, para que la ropa interior “mande” sobre el pecho.

dvernetta.com
Sujetador con forma para levantar el pecho

Por otro lado, las pacientes que lleven prótesis anatómicas pueden conseguir un escote más pronunciado, similar al que proporcionan los implantes redondos, cuando usen un sujetador tipo push-up. Este hecho constituye un buen truco para aquellas pacientes que desean un pecho natural para el “día a día” y por ello eligen implantes anatómicos, pero que les gusta lucir un escote más exuberante de forma puntual.

dvernetta.com
Sujetador push up para conseguir un escote redondo