4 Julio, 2017

www.drvernetta.com

Hoy os hablamos de una de las preguntas que siempre surgen en nuestra consulta a la hora de planificar un aumento de pecho.

¿Son mejores las prótesis redondas o las anatómicas?

Recordemos que las prótesis anatómicas son aquellas con forma de gota o de pera, con el polo inferior más voluminoso que el superior, mientras que las prótesis redondas son las que tienen el mismo volumen en el polo superior y en el inferior.

 

drvernetta.comCuando una paciente nos pregunta sobre qué tipo de implante es mejor, la respuesta es que eso depende de la anatomía de cada mujer y de sus deseos respecto al resultado final.

A modo simplificado, en general, las prótesis anatómicas proporcionan un resultado más natural, imitando la forma normal de un pecho de mujer adulta, con una caída suave en el polo superior, más volumen en el polo inferior y el pezón mirando ligeramente hacia arriba (unos 10 o 20 grados).

Las prótesis redondas proporcionan un pecho más redondo, con un escote más exagerado y el pezón mirando al frente.

Dependiendo de lo que la paciente busque, deberemos usar uno u otro tipo de implante pero en general podemos confeccionar una pequeña guía:

  1. Si la paciente desea la máxima naturalidad en la forma del pecho, independientemente del tamaño que le guste, en general recomendaremos una prótesis anatómica.
  2. Si la paciente desea un escote muy voluminoso y redondeado, en general recomendaremos una prótesis redonda.
  3. Si la paciente presenta algún defecto en la forma de su pecho como una mama tuberosa, déficit en la formación del polo inferior de su pecho, etc… recomendaremos una prótesis anatómica para darle forma además de volumen.
  4. Si la paciente tiene un pecho bien formado y con buen volumen pero su deseo simplemente es el de aumentar todavía más ese tamaño, en general recomendaremos una prótesis redonda.
  5. Si la paciente desea devolver el volumen y la forma a su pecho después de una lactancia o presenta una piel excesivamente laxa, en general recomendaremos una prótesis anatómica.
  6. Si la paciente presenta un ligero descenso en la altura de sus pezones, en general recomendaremos una prótesis anatómica para elevar el ángulo de los mismos.

www.drvernetta.com

Evidentemente esta guía es orientativa. Está claro que la mejor forma para decidir el tipo de implante que debe llevar una paciente es realizar una visita con un cirujano plástico que pueda recomendar la opción que más vaya a adaptarse a los deseos de cada paciente. También es posible realizar simulaciones en 3D para que la paciente vea la diferencia entre cómo le va a quedar una prótesis redonda y una anatómica.

Al final, ésta es una cuestión que puede suponer un estrés innecesario para la paciente puesto que, actualmente disponemos de cientos de combinaciones posibles de prótesis. Hace unos años, apenas teníamos 3 o 4 modelos de implantes distintos y la elección era muy fácil pero el resultado era menos “a medida”; actualmente disponemos de unos 1000 tipos de prótesis distintas y para una cualquier paciente sería imposible decidir cuál es la más adecuada para su propio cuerpo sin el asesoramiento experto de un profesional con experiencia.

Por todo ello, podemos resumir diciendo que actualmente disponemos de infinidad de implantes mamarios distintos para poder proporcionar a nuestras pacientes un resultado “a medida”, pero para conseguirlo deben ponerse en manos de un cirujano plástico, experto y bien acreditado, que comprenda sus deseos y que pueda ofrecerles un buen diagnóstico sobre el estado actual de sus pechos y, finalmente, un tratamiento 100% personalizado.