18 noviembre, 2014

drvernetta.com

La cirugía estética postparto.

Hoy hablaremos de una serie de técnicas que se están popularizando con gran rapidez en nuestro país y, como siempre que esto ocurre, es necesario calmar la euforia inicial y explicar muy bien de qué se trata.

Estas intervenciones son conocidas en EEUU en su conjunto como “Mommymakeover”. Un nombre bastante sensacionalista que puede llegar a trivializar un tratamiento como este.

El mommymakeover consiste básicamente en aprovechar el momento del parto para realizar varias intervenciones cirugía estética, como pueden ser un aumento de pecho, abdominoplastia, etc.. De esta forma, puede utilizarse la baja maternal para la recuperación de estas intervenciones y la paciente podrá volver a su empleo totalmente recuperada.

A priori, puede parecer una buena idea pero es necesario tener en cuenta que éste es quizás uno de los peores momentos para someternos a una cirugía. Esto es debido a que tras el embarazo el cuerpo sufre unos cambios muy drásticos y, por lo tanto, deberíamos dejar que el organismo se recupere naturalmente antes de acometer una intervención quirúrgica.

Los músculos del abdomen, el pecho y la piel del abdomen sufren un proceso de estiramiento y recuperación progresivo durante los seis meses posteriores al parto. Por lo tanto, de forma ideal, deberíamos esperar un mínimo de seis meses antes de someternos a una intervención de cirugía estética.

Pero las necesidades reales de la paciente no se corresponden con el momento ideal y muchas mujeres prefieren aprovechar el parto para someterse a esas intervenciones que, de otro modo, no tendrían tiempo para hacerse. Los resultados suelen ser buenos, pero siempre hay que recomendar esta espera de seis meses ya que, en algunos casos, los cambios que sufrirá el cuerpo durante las semanas posteriores al parto pueden afectar al resultado final de las intervenciones.

Otro tema importante es la lactancia, ya que es importante esperar tres o cuatro meses después de haber terminado de dar el pecho antes de someternos a una cirugía de aumento o elevación de mamas para que el resultado definitivo sea satisfactorio.

Así pues, las intervenciones de cirugía estética durante el parto deben explicarse muy bien a cada mujer con todas sus ventajas e inconvenientes para que ésta pueda decidir si quiere someterse a ellas o esperar el tiempo preceptivo. Como siempre, la clave está en personalizar al 100% cada tratamiento centrándonos en las necesidades reales de cada paciente.