18 Enero, 2015

www.drvernetta.com

Como os adelantamos la semana pasada, el tema del que se va a hablar más en los próximos años va a ser la conocida como “medicina regenerativa”.

Ya hemos podido asistir a grandes avances en el uso de las células madre como la regeneración del tejido cardíaco tras un infarto pero en los próximos 50 años vamos a conseguir hitos incluso mayores.

Las células madre son células capaces de diferenciarse hacia cualquier célula madura del cuerpo humano. Por tanto, el uso de estas células nos permitirá regenerar tejidos que se hayan perdido por cualquier causa. El primer ejemplo es la regeneración del tejido cardíaco tras un infarto pero con el tiempo seremos capaces de crear piel para cubrir a los pacientes quemados, células pancreáticas para curar la diabetes e, incluso, células nerviosas para curar patologías cerebrales y de la médula espinal.

Incluso seremos algún día capaces de generar órganos completos gracias a estas células.

También en el campo de la estética supondrán una revolución puesto que seremos capaces de regenerar una piel envejecida mucho mejor de lo que conseguimos actualmente con el PRP y devolverle un aspecto más joven gracias a estos tratamientos

Las expectativas son muy grandes pero la medicina regenerativa está justo echando a andar y todavía falta tiempo para estos grandes avances.

Lo que sí estamos haciendo en la actualidad es empezar a recolectar estas células madre y a preservarlas para su uso en el momento en que estos tratamientos estén disponibles. Hace unos años se crearon los primeros bancos de sangre de cordón umbilical para los recién nacidos pero actualmente ya disponemos de la tecnología para extraer y preservar las células madre de pacientes adultos.

De hecho, el Dr Vernetta es uno de los pocos médicos en España y en el mundo acreditado para la extracción de estas células madre y su posterior conservación.

En el próximo post os explicaremos por qué tiene sentido preservar nuestras células madre en este momento.