26 febrero, 2014

hilos permanentes, www.drvernetta.com

Hoy hablaremos de los hilos tensores permanentes.

Existen varias marcas aunque los más conocidos son los hilos aptos y los hilos silhouette.

Estos hilos se colocan en la cara mediante una pequeña incisión que queda oculta en el pelo, podemos llegar a tensar toda la cara desde estas pequeñas incisiones y el efecto es evidente desde el primer día.

Se trata de una pequeña intervención quirúrgica pero puede realizarse mediante anestesia local y sin ingreso.

El efecto tensor es muy bueno, incluso muy parecido al del lífting quirúrgico siempre que el caso haya sido bien escogido.

Estos hilos son permanentes, el cuerpo no es capaz de degradarlos y esto tiene una serie de ventajas e inconvenientes. Como ventajas diremos que el efecto tensor es muy bueno y que el resultado es inmediato. El efecto de estos hilos es tan duradero como el de un lífting quirúrgico (unos 10 años) si se hace en los pacientes adecuados.

El inconveniente principal de estos hilos es que en pacientes con la piel muy delgada pueden llegar a “transparentarse” con el paso del tiempo. Otros problemas derivados del material permanente son la inflamación crónica ola formación de quistes o granulomas.

En definitiva, son una muy buena alternativa a la cirugía pero debe escogerse muy bien al paciente en el que se usan. No es un tratamiento apto para todo el mundo.