1 Marzo, 2015

www.drvernetta.com

 

¿Es posible aumentar el busto sin cirugía?

El aumento de pecho es la cirugía estética más realizada en nuestro país según el último informe de la Sociedad Española de Cirugía Plástica (SECPRE). Tradicionalmente esta intervención se ha realizado con implantes de silicona, pero podemos aumentar el busto usando otros métodos.

Además de las prótesis de mama, podemos dar volumen al pecho usando otras intervenciones, como la inyección de grasa de la propia paciente y las terapias de vacío. Estas técnicas son cada vez más populares y sus resultados son excelentes, proporcionando un aumento de pecho natural siempre que las realicemos en las pacientes adecuadas.

¿Son tan buenas estas nuevas técnicas como los clásicos implantes?
La realidad es que sus resultados son excelentes en los casos bien indicados, pero no son aptas para todas las pacientes.

Las prótesis de mama continúan siendo la forma más eficaz de aumentar el pecho en la gran mayoría de las pacientes.

Los implantes de silicona han evolucionado en los últimos años en cuanto a calidad y seguridad. En este momento disponemos de prótesis garantizadas para soportar más de treinta o cuarenta años sin necesidad de recambiarlas. Además, las distintas casas comerciales nos proporcionan implantes con cientos de combinaciones de tamaños y formas para adaptarlos a la perfección al cuerpo de nuestras pacientes. Estos avances han permitido obtener resultados más naturales y satisfactorios para nuestras pacientes.

Las alternativas a la silicona
A pesar de estas ventajas de los nuevos implantes, hay muchas mujeres que prefieren no llevar ningún tipo de prótesis dentro de su cuerpo y desean un aumento de pecho sin silicona.

La mejor alternativa a los implantes es el aumento de pecho con grasa autóloga, esto es, con grasa de la propia paciente.

Este método permite utilizar la grasa que la paciente desee eliminar de otra parte de su cuerpo (cartucheras, abdomen, espalda, etc.) para rellenar y dar volumen a su pecho.

El resultado obtenido por este método es muy natural y apenas se dejan marcas visibles en la piel. Sin duda, el aumento de mama con grasa autóloga es el método que utilizaremos en un futuro próximo para la gran mayoría de nuestras pacientes.

Hoy por hoy, esta técnica todavía tiene varios inconvenientes importantes:

1- Solo nos permite realizar aumentos de pecho de un tamaño relativamente discreto (aproximadamente unos 200 g por cada pecho).
2- Las pacientes delgadas sin zonas «donantes» de grasa no son aptas para este tipo de intervención.
3-Las pacientes con problemas en la morfología de sus pechos (mamas tuberosas, mamas asimétricas, etc.) obtendrán mejores resultados con un implante de silicona.

El aumento de pecho con grasa autóloga es, sin duda, la mejor alternativa al aumento con prótesis, pero sigue tratándose de una intervención quirúrgica.

¿Existe alguna técnica para aumentar el volumen de los senos sin cirugía?
En realidad hay muchos productos en el mercado que dicen poder aumentar el tamaño de los pechos. La gran mayoría no funcionan y los que sí lo hacen suelen contener hormonas o análogos vegetales de las mismas, por lo que tampoco son recomendables.

El único remedio no quirúrgico que ha demostrado un efecto real sin usar sustancias hormonales es la terapia de vacío. Esta consiste en llevar unos sujetadores especiales conectados a un sistema de vacío alrededor de los senos. Esto produce una expansión del tejido mamario, así como de la piel. Es lo que conocemos como método BRAVA.

La terapia de expansión por vacío realmente funciona pero es bastante incómoda. Esta técnica implica que la paciente debe llevar este sistema de succión varias horas al día durante meses para poder observar un resultado aceptable.

Como vemos, existen alternativas al aumento de mama con prótesis pero éstas tampoco están exentas de algunos inconvenientes y limitaciones .