24 Agosto, 2014

drvernetta.com

Las arrugas del “código de barras” y los ácidos hialurónicos de 2a generación

Hoy nos gustaría hablar sobre uno de los problemas más frecuentes y más difíciles de tratar en cuanto a medicina estética: las arrugas finas que se forman sobre el labio superior.

Estas arrugas se conocen comúnmente como “código de barras” y son especialmente frecuentes en las mujeres fumadoras. Por las características de estas arrugas, son susceptibles de ser tratadas mediante bótox para relajar la musculatura resultante pero ésta es una indicación no reconocida por Sanidad y con muchas posibilidades de producir efectos adversos importantes como la parálisis del labio.

Por este motivo preferimos tratar estas arrugas mediante rellenos con ácido hialurónico, mucho más seguros. Sin embargo, el ácido hialurónico reticulado (que usamos con gran éxito para rellenar las arrugas profundas) puede producir un efecto de “hinchazón” permanente en la zona del bigote, provocando el rechazo de la mayoría de pacientes.

Así pues, hasta ahora, la mejor forma de tratar el código de barras era usando una combinación de peelings con rellenos de hialurónico NO reticulado (no genera este efecto de inflado pero su duración es de menos de 2 meses). Esto hacía que debiéramos repetir el tratamiento cada poco tiempo para mantener un buen resultado, lo cual resultaba pesado y caro.

Pero estamos de enhorabuena, hace bien poco han aparecido los llamados ácidos hialurónicos de nueva generación y éstos sí que permiten tratar esta zona con resultados perfectos y muy duraderos (6-8 meses). El truco de estos nuevos productos es la “Polidensificación” o “Reticulación dinámica”, que permite la convivencia de distintas densidades de ácido hialurónico dentro del mismo gel.

Gracias a estos nuevos ácidos hialurónicos estamos obteniendo resultados espectaculares en las únicas arrugas de la cara donde, hasta ahora, la medicina estética siempre se quedaba corta y la cirugía era poco menos eficaz: el odiado “código de barras”.