5 Julio, 2015

www.drvernetta.com

El último congreso de la Sociedad Española de Cirugía Plástica (SECPRE), celebrado esta semana en Toledo, ha dejado varios titulares interesantes que han recogido los distintos medios de comunicación:

1- En España, la legislación permite que 9.000 médicos sin la especialidad de cirugía plástica realicen intervenciones de estética a pesar de no haber recibido una formación vía MIR. Son los llamados cirujanos estéticos o cosméticos, de los que hemos hablado en otras entradas de este blog. Esto reduce la calidad de la atención y de los resultados. Desde la SECPRE se pide a las autoridades una mejor regulación acerca de qué profesional está capacitado para realizar determinadas intervenciones.

2- En nuestro país, la legislación referente a los impuestos que deben pagarse por una intervención de estética es a menudo injusta e injustificada. Las intervenciones de cirugía estética se graban con un 21% de IVA cuando, por tratarse de actos médicos encaminados a la mejoría de la salud física o psicológica de los pacientes, deberían grabarse con un 0%. La OMS define la salud como el “estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”, por lo que las intervenciones estéticas encaminadas a proporcionar un bienestar psicológico deben considerarse como actos terapéuticos. Ya existen sentencias favorables a este respecto pero Hacienda sigue insistiendo en que estas intervenciones deben grabarse con un 21% de IVA.

3- La reconstrucción inmediata tras un cáncer de mama debe ser el tratamiento standard para esta dolencia. Esto supone que, siempre que sea posible médicamente, las administraciones deberían poner todos los medios para que no se realicen en nuestro país extirpaciones de mama sin una reconstrucción en el mismo acto quirúrgico. Este procedimiento proporciona una mejor calidad de vida a las pacientes puesto que no deben verse sin pecho durante meses o años como ocurría con las técnicas usadas anteriormente.

4- Las inyecciones de grasa siguen demostrando su eficacia y seguridad tanto en cirugía reconstructiva como en cirugía estética. La alta concentración de células madre en el tejido graso las consolida como una gran opción a la hora de realizar aumentos de volumen en pómulos, mamas o glúteos y a la hora de corregir defectos producidos por accidentes de tráfico o tumores.