1 mayo, 2014

drvernetta aumento de mama

La primera pregunta que debemos responder cuando una paciente se plantea aumentar su pecho es:

¿Implantes de silicona o grasa autóloga?

El aumento mamario con grasa de nuestro propio cuerpo es una forma fantástica de aumentar el volumen de los senos sin tener que recurrir a ningún material extraño. Esta grasa no produce ningún tipo de rechazo ni reacción indeseable puesto que pertenece al propio organismo de la paciente.

Pero esta técnica tiene ciertas limitaciones. En primer lugar, no podemos realizar grandes aumentos de volumen (como máximo unos 250cc por mama); en segundo lugar, es necesario que la paciente tenga zonas con grasa disponible para liposucción (aproximadamente 1000-1500 cc); y, por último, esta técnica no puede usarse para “corregir” la forma de una mama, por ejemplo en el caso de las mamas tubulares.

Así pues, si queremos un aumento de volumen más grande, tenemos que mejorar la forma de la mama o estamos frente a una paciente muy delgada, el aumento de pecho deberá realizarse mediante prótesis de silicona.

La segunda pregunta que debemos responder es:

¿Prótesis redondas o anatómicas?

Depende de lo que busque o necesite cada paciente. Para un resultado más natural o para mejorar “la forma” de una mama usaremos prótesis anatómicas (en forma de gota); para un aumento de volumen puro en un pecho que ya tiene una bonita forma, podemos usar una prótesis redonda. Las prótesis redondas también pueden usarse en aquellas pacientes que nos piden expresamente “tener un pecho bien redondo”.

Lo importante es elegir la prótesis más adecuada a las medidas de cada paciente, así como al grosor y a la calidad de sus tejidos. Disponemos de cientos de modelos distintos de implantes mamarios para poder escoger el más adecuado en cada caso.

Además, disponemos de tecnologías que nos permiten simular resultados usando distintas prótesis, de forma que la paciente puede participar activamente en la elección de sus implantes http://ow.ly/w9v79